¿Para qué sirve el páncreas?

¿Para qué sirve el páncreas?

El páncreas es una glándula que mide alrededor de seis pulgadas de largo y se ubica en el abdomen. Tiene la forma de una pera plana. Pero alguna ves te has preguntado ¿Para que sirve el páncreas? peor aún ¿lo has investigado?

Seguramente no, pero no te preocupes, ya que en esta ocasión nos daremos a la tarea de decirte para que sirve y como es que debes cuidarlo. Así que pon atención a este artículo que te será de gran ayuda.

¿Para qué sirve?

Se encarga de segregar enzimas digestivas que pasan al intestino delgado. Además es el responsable de que se digieran de manera correcta todas las grasas y proteínas que ingerimos en nuestro cuerpo.

También produce tres tipos de hormonas que pasan a la sangre: insulina, glucagón y somatostatina. Estas tres hormonas deben mantenerse en equilibrio para que tengamos los niveles correctos de azúcar en la sangre.

¿Tenemos el páncreas en excelentes condiciones?

Cuando no tenemos el páncreas de manera equilibrada podemos sufrir enfermedades como páncreatitis, diabetes, fibrosis quística y hasta cáncer de páncreas.

Para detectar que lo tenemos en excelentes condiciones, te daremos algunas pistas y así prestar más atención.

El páncreas se refleja principalmente en los labios, el apetito y el gusto, de tal forma que si alguno de estos tres los tienes alterado deberás cuidarte. En algunos casos es común que necesitemos comer cosas dulces, así como saciarnos rápido y corto tiempo volver a comer.

Si sufres de estreñimiento crónico este problema también está relacionado con el páncreas.

Finalmente si eres una persona de aspecto físico muy delgado y tienes una barriga abultada, esto también puede indicarte que tienes problemas con el páncreas.

¿Cómo cuidar nuestro páncreas?

La mejor manera de cuidar nuestro páncreas es consumiendo alimentos como alcachofa, el apio, la cebolla y el rico jugo de arándano.

Por supuesto que todo tipo de frutas y verduras es benéfico para obtener gran cantidad de proteínas a nuestro cuerpo, puedes consultar a tu médico para que te recomiende un suplemento multivitamínico.

Incluye en tu dieta diaria por lo menos dos litros de agua al día, máximo tres.

Disminuye el consumo de carne roja, en su lugar puedes comer pollo, pescado, pavo y también leguminosas como el frijol, lenteja, alubia y soya (de preferencia orgánica).

Es indispensable que no comas en exceso en una sola comida.

 

 

Compártelo con tus amigos!Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrPin on Pinterest